jueves, 18 de marzo de 2010

Vuelta a las andadas

Ya llevaba mucho tiempo sin pasar por este blog al que parece que tengo abandonado. Y ahora, viendo la situación política que vive este país, voy a hacer un inciso y haré una nueva entrada, de nuevo para hablar de la lucha antiterrorista que realiza este país contra ETA.
El pasado martes, nos enteramos por los distintos medios que ETA asesinó a un gendarme -histórico y lamentable hecho en 50 años de vida- en la localidad gala de Dammarie-les-Lys, cerca de la capital, París.
Un -vamos a llamarlo así aunque suene vulgar- comando etarra planeaba ese día el robo de al menos cinco coches de un concesionario de la zona; cosa que realizaron al final, aunque no llegó a buen puerto aquello.
Debe ser que tantos coches repostando en un arcén de una carretera no es algo normal.
El resultado de la inspección por parte de la gendarmería francesa de aquella situación rara fue un detenido y uno de sus compañeros fallecido en un tiroteo.
Este hecho es lamentable, pero a la par novedoso, ya que nunca había ocurrido esto. Herir a un gendarme claro que sí, pero conseguir matarle anteriormente jamás.
Con unos cuantos coches abandonados y un compañero detenido, los otros etarras se largaron de la escena lo más rápido posible, a fin de conseguir un espacio de tiempo suficiente para estar alejados de la comarca donde se encontraban.
Que ETA use Francia como "santuario" -palabra fetiche desde los años 80- no es raro; que celebren reuniones en territorio galo, a mi no me sorprende; que se hagan con coches y con un arsenal entero de material explosivo tampoco, pero que lleguen a tal extremo para matar a un policía galo sí.
Obviamente, si nos cercioramos en las bases e hipótesis que desde España se mantienen, ETA está más débil que nunca. Pero uno no se puede fiar de esas palabras, pues está demostrado que cuando más débil parecía estar, ha dejado puntillas dificiles de subsanar. Que los cuerpos de seguridad estén alerta, no sólo por este hecho trágico ocurrido en el país vecino, si no porque ahora tendrán seguramente plan de llegar y conseguir cruzar la frontera y quedarse en España.
Yo sigo pensando que eso era sólo el comienzo de una operación terrorista de alto calibre, que por suerte en parte se ha frustrado. Esperemos por el bien de todos que todos sus planes se frustren, como el de culpar a los estados francés y español de la muerte de Jon Anza.
¿Está acaso el fin de ETA cerca? En mi opinión, no. ETA mantiene una cantera muy grande, y aunque sus apoyos van menguando poco a poco, aún sigue manteniendo su mejor apoyo en la juventud y en el sector más radical de la sociedad vasca, afincada en pueblos de ideología cercana a los abertzales.

sábado, 6 de marzo de 2010